Jueves, 24 de Abril del 2014
Publicada: 24/03/2009
Por:
José Luis Salmerón
II Clásico Mundial de Béisbol
Suzuki decide ante Corea del Sur dramático final
El consagrado Ichiro Suzuki conectó su cuarto imparable y Japón alcanzó vencer dramáticamente en diez entradas a Corea del Sur, 5x3, y retuvo el título del Clásico Mundial de Béisbol.
Suzuki decidió en el décimo con su cuarto indiscutible.
Foto: José L. Anaya
Suzuki decidió en el décimo con su cuarto indiscutible.
II Clásico Mundial de béisbol
Accesorios
Imprimir la noticia

La Habana (24 mar).- DIEZ peleados capítulos batalló el titular defensor Japón para repetir su triunfo en el Clásico Mundial de Béisbol, ahora a expensas del monarca olímpico Corea del Sur, 5x3, ante alrededor de 55 000 espectadores, cifra record para el evento, en el Dodger Stadium de Los Ángeles.

El mejor samurai de la fuerte escuadra al mando de Tatsunori Hara, el jardinero de los Marineros de Seatle, Ichiro Suzuki, aprovechó el desliz del director rival Kim In Sik de lanzarle con la primera desocupada y compañeros en tercera y segunda, para acuñar su cuarto imparable e impulsar las dos carreras que decidieron la dura pugna, digna de una final entre colosos del diamante.

La caída de Corea del Sur comenzó a vislumbrarse frente al derecho Chang Yong Lim, cuando Selichi Uchikawa disparó hit abriendo el décimo y a continuación Atsunori Inaba se sacrificó.

Otro imparable de Akinori Iwamura colocó la ventaja en la antesala, pero el emergente Munenori Kawasaki (por Yasuyuki Kataoka) elevó al antesalista, aunque Iwamura aprovechó la indiferencia de su adversario para apoderarse de la intermedia.

PARA QUE NO LO OLVIDEN

En esta situación era apropiado transferir a Suzuki, pero se obvió tan importante detalle y las consecuencias fueron fatales, gracias al cañonazo al centro del rápido patrullero, con el cual limpió las almohadillas y finalmente posibilitó la tercera victoria japonesa en cinco choques con su acérrimo contrincante en todo el trayecto de la actual contienda.

En esta ocasión, el veloz derecho Jungkeun Bong no pudo repetir su dominio (dos victorias) frente al titular y fue sustituido en el quinto sin out, con una inmerecida y seis imparables, aunque no sufrió el descalabro.

El encuentro se caracterizó por las excelentes jugadas, la combatividad desplegada por ambos elencos y el ataque de 15 indiscutibles de los ganadores, once distribuidos en Suzuki (cuatro), Uchikawa (tres) y dos per cápita de Nakjima y Kataoka; cinco acreditó Corea, sencillo y tubey de Bum Ho Lee.

No obstante, Japón no produjo con oportunidad, al dejar 14 hombres en la ruta, once su cuarto bate Kenji Johjima, quien fue ascendido a ese turno por lo bien que estaba ayudando al equipo en este rol.

CIERRE ESPECTACULAR

En el final del noveno, para mayor espectacularidad, los surcoreanos no respetaron al joven de 23 años Yu Darvich, para empatar a tres el pleito, luego de haber acortado el tramo en la entrada precedente, por doblete de Sum Ho Lee, roletazo al torpedero de Ko Young Min que llevó a la antesala a su compatriota y fly corrido del emergente Dae Ho Lee, frente al relevista Toshiya Sugiuchi, sustituto de Hisashi Iwakamura, siete y un tercio, cuatro imparables y dos limpias.

Surgió entonces Yu Darvich, el mismo que cerró contra Estados Unidos, y logró dos ponches, con un indiscutible intercalado de Bum Ho Lee que produjo el abrazo a tres. Al diestro japonés (2/1) correspondió la victoria, aunque tuvo que hilar fino en la décima, cuando abrió con boleto al emergente Mi Ho Kang, pero metió el brazo y retiró a tres bateadores seguidos, dos por la vía de los strikes para un total de cuatro en seis outs.

SUZUKI ESTAMPÓ SU FIRMA

Hasta esta gran final, Suzuki había pasado sin penas ni glorias, con apenas tres hits, promedio de .211 y apenas tres impulsadas, pero sacó la fibra de grande cuando más lo necesitaba el campeón y se fue de 6-4, incluyendo el batazo de la victoria, además un doblete.

Seichi Ogasawara e Hiroyuki Nakajima sacudieron sencillos en el tercero y séptimo y facturaron dos carreras, en tanto Shio Soo Choo produjo la primera de Corea, con largo toletazo por el centro del terreno, en el sexto, contra un envío del abridor Hisashi Iwamura, quien cargó con la segunda en el octavo, para dar paso a Sugiuchi.

El equipo nipón repitió el título que ganó en el 2006 cuando venció por 10x6 a Cuba, además su estrella más refulgente del pitcheo, Daisuke Matsuzaka, recibió la distinción de jugador más vali
 
 
Juego de las Estrellas
 
© 2004 - 2014. BeisSoft v10.1.1 y - CINID. Todos los derechos reservados